Ultra Trail Sierra Del Segura.




Desde el día que vi información de esta carrera, algo dentro de mi decía que sería una gran prueba, ya en el Ultra Bosques del Sur la gente hablaba de ella y todos los comentarios eran formidables. Lo pensé, lo valoré y decidí apuntarme.

Llegamos el viernes 22 sobre las 14:00 a Pontones, sacamos el equipaje del coche, comemos y mi mujer y yo nos dirigimos a Santiago de la Espada a recoger el dorsal. Soy de los primeros, me dan dorsal, bolsa de vida, GPS, bolsa de corredor etc. Salimos del recinto y alguien de la organización nos enseña los trofeos. Nos quedamos con la boca abierta, jamás había visto esos trofeos, unas figuras de madera maciza, feos pero preciosos a la vez, deberían pesar unos 20 kilos. Esos eran para el primer clasificado masculino y femenino, para el resto los trofeos eran igual pero de menor tamaño, ya se veía la dedicación y el tiempo invertido por la organización.










La noche del viernes me costó dormir. A las 04:15 me levanté, desayuné y preparé todo el material. Marchamos a Santiago de la Espada, pasé por la zona de comprobación de material y esperé al pistoletazo de salida bastante tranquilo.

A las 06:00 dieron la salida neutralizada hasta la salida de Santiago, vamos trotando todos juntos, hablando, riendo hasta que cogemos una pista y las liebres comienzan a desmarcarse del resto. Comienzo subiendo, temperatura suave, frontal en la cabeza y sin saber lo que me depararía el día.










Asciendo hacía el Cerro de las Ánimas (1788mt) corono y bajo por el Barranco de Navas, voy bien, tranquilo no tengo prisa, la carrera es larga y acabo de empezar. Comienza a amanecer, apago el frontal y ya se ve al fondo El Almorchón  (1917mt ) lástima que no podamos llegar a él por no dar la administración  la autorización correspondiente. Paso por un sendero, a unos 1700mt  dejándolo de lado. Me uno a un grupo de 3 corredores durante unos 5 km,  pero decido reducir, el ritmo que llevan es alto, esa no es mi carrera.
Pasan los km y llega a mi altura un corredor que ya conocía, Miguel Ángel Blázquez, el cual se alzaría con la victoria de esta prueba.  No tengo palabras para definir la carrera que se marcó, de menos a más. Íbamos por el km 25 hablando, comentando que el ritmo de carrera era muy alto que iba a ir tranquilo, el estaba fuerte y se fue, yo preferí ir a mi ritmo,  y con unos 16 corredores por delante y con una gran remontada consiguió llegar en primer lugar. Me quito el sombrero.

Continúan pasando los km y comienza un ascenso zigzagueante hasta el Collado Toladillo. Quedé impresionado con las vistas que me ofrecía  del pantano del Tranco y Peña mujo, era algo indescriptible. Sin palabras  me dejó el avituallamiento,  cuando de repente me encuentro un caballo y 3 hombres de lo más simpáticos. Por la dificultad del terreno llevaban los alimentos en caballos, una pasada!







Comienzo un descenso hasta Pontones, km 50, avituallamiento  donde tenía ganas de llegar ya que mi familia estaría allí esperando, sobre todo mi hijo Pablo. Cuando entro a  Pontones miro el reloj y me doy cuenta del ritmo tan alto que llevo, 50 minutos más rápido de lo planeado, espero que no me pase factura, pienso.
Como algo rápido, le robo a Pablo los bastones (que obsesión tiene con ellos!!!! )  me despido y continuo la marcha.









Crónica de una muerte anunciada.
No habría corrido ni 4 km desde Pontones cuando empiezo con calambres en cuádriceps y gemelos, se empiezan a cargar, saco de la mochila las musleras y perneras de compresión, me las pongo y continuo pero cada vez el dolor es mayor. Me cuesta correr, decido bajar el ritmo pero nada, las bajadas me matan, apenas puedo andar y menos aún correr, me planteo abandonar, pero no quiero, voy 13º y llevo a 3corredores a unos 200 m.

Comienzo a dar vueltas a la cabeza, a pensar que esto ya me lo olía, “ Raúl llevas 3 ultras, 2 medias maratones, otras tantas de 10 km y unos cuantos trails en 5 meses, ¿qué esperas? “. Ya se lo había comentado a Rosa (mi mujer ), amigos y compañeros del club, creo que me pasado de rosca, estoy todo el día cansado, no tengo ganas ni de entrenar, esto me pasará factura y así fue.
La idea del abandono es mayor y decido dejarlo, no puedo más, saco el teléfono de la mochila , llamo a Rosa y se lo comunico, ella sabe perfectamente lo que tiene que hacer conmigo ante estas circunstancias. Por problemas físicos no hay marcha atrás.  Si es mental , en otras ocasiones, bastante dosis de psicología es la solución. En el avituallamiento de Huelga-Utrera ( 61 km) les espero. A duras penas llego y mi sorpresa es que no están allí.  Busco zona de cobertura, la llamo y estaban en La Toba por qué no los  habían dejado llegar al avituallamiento en coche. Kiko, un miembro de la organización oye la conversación y le dice que no se preocupe que el va a Huelga-Utrera a recogerme. No pasaron ni 5 minutos cuando llegó a por mi. Por el camino a La Toba le transmití lo  impresionado y el buen sabor de boca que me había dejado esta prueba y le transmití mi más sincera enhorabuena por todo el trabajo realizado. Llegamos a La Toba y allí estaban esperando Rosa, Capitán Mollete ( mi hijo Pablo) y mis suegros. Kiko me dijo que había pasta y bebida que estaba a mi disposición y que el año que viene esperaría no tener que volver a recogerme.
Comí algo  y volvimos a Pontones a darme una ducha y pensar en lo regular que había planeado esta temporada y a pensar en la siguiente.

P.D. No quiero ser pelota ni buscar una invitación para el año que viene, o si, ( es broma) pero quiero dar, como participante, mi enhorabuena a toda la organización del Ultra Sierra Del Segura  por el gran trabajo realizado, el cuidado en los detalles pasando por la bolsa del corredor, los trofeos, balizamiento perfecto, la preocupación por el corredor, avituallamientos, los voluntarios que sin ellos no sería posible, los miembros de protección civil y las fuerzas de seguridad, la administración,  todos los habitantes del termino de Santiago-Pontones por su acogimiento, simpatía, por volcarse en una prueba que por un fin de semana da vida a esa zona. Desde el punto de vista de los acompañantes, mi mujer me acompaña a todos los ultra y para ella el seguimiento por GPS es algo tranquilizador, la programación para el acompañante con los puntos para seguir la carrera, direcciones, distancias entre un punto y otro. Quiero dar las gracias en nombre de mi mujer y en el mío propio a Francis y Kiko por el trato recibido. Solo me queda dar mi opinión personal a la organización para que continúen por este camino, organizando una prueba de nivel como esta lo es, haciendo hincapié en la calidad y no en la cantidad de corredores que pueda acoger la prueba y no perder la esencia de prueba de excelencia a nivel regional y porque no nacional. Continuar con el trabajo realizado hasta ahora porque una 1º edición que salga de 10 no lo consigue todo el mundo.

Es la organización la que suele dar las gracias a los corredores por elegir su prueba, pero esta vez y creo que en nombre de todos los que participamos os damos las gracias a vosotros por un fin de semana inolvidable.

1 comentario:

  1. Muy buena prueba y excelente organizacion!
    Orgullosa de ti y tus decisiones en cada momento!

    ResponderEliminar

Comenta sin reparos lo que quieras.